Vistas:

Los pasajeros pueden continuar viajando con Spirit Airlines con confianza gracias a una serie de estudios científicos que confirman la seguridad de los viajes aéreos y la eficacia de nuestra iniciativa de Viajes Seguros que está detallada en nuestro principal Centro de Información de COVID-19.

La Iniciativa de Salud Pública de la Aviación (APHI, por sus siglas en inglés) está llevando a cabo un estudio relacionado a minimizar los riesgos de la salud pública al volar durante la pandemia de COVID-19. APHI es un proyecto de la  Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard, que emitió un reporte el 27 de octubre de 2020 detallando los análisis de la “fase uno” del grupo. Los investigadores hallaron que las aerolíneas están disminuyendo exitosamente el riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 (el virus que causa COVID-19) a bordo de las aeronaves a niveles muy bajos al usar una combinación de medidas de control de infección en capas.

La investigación de APHIS corrobora estudios similares publicados por el Comando de Transporte de los Estados Unidos, Airbus, un estudio en colaboración con Boeing y la Universidad de Arizona,  la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) y otros.

Más seguro que ir al supermercado

Desde muy temprano en la pandemia las personas comenzaron a enfocarse en las inquietudes entorno a los viajes aéreos. En Spirit, formamos inmediatamente un equipo de trabajo especial dedicado a encontrar maneras de proteger a nuestros pasajeros. Dejamos de lado la competencia y comenzamos a hablar con otras aerolíneas acerca de lo que funcionaba mejor para el público que viaja. La industria implementó rápidamente procedimientos de limpieza actualizados, invirtió en tecnología nueva para desinfectar  los aviones y reforzó políticas diseñadas para garantizar la seguridad.

Ahora tenemos los datos para ayudarlo a entender por qué todos esos cambios valieron la pena – y de cómo la seguridad de los viajes aéreos compara con sus actividades cotidianas. Los investigadores de APHI analizaron la combinación de limpiar, la aplicación de las reglas del uso de mascarillas y la filtración de aire implementadas por Spirit Airlines y el resto de la industria. Juntas, de acuerdo con APHI, esas estrategias hacen que el riesgo de la transmisión de SARS-CoV-2 en una aeronave sea menor que el riesgo de otras actividades cotidianas tales como hacer compras o salir a comer.

¿Qué significa para la industria aérea la investigación de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard?

El reporte lo dice mejor en su conclusión: 

 “Aunque es un adversario formidable, SARS-CoV-2 no debe abrumar la capacidad de la sociedad de adaptarse y progresar. Es posible ganar cierto grado de control y desarrollar estrategias para mitigar la propagación de la enfermedad mientras se permite una reapertura cuidadosa de sectores de la sociedad”.

Los investigadores también enfatizaron que los pasajeros desempeñan una función clave en mantener un ambiente seguro. Spirit continúa imponiendo políticas estrictas y siguiendo protocolos reforzados, pero la industria necesita que el público que viaja ponga de su parte al no volar enfermos, usando cubiertas para la cara apropiadas a través de su experiencia de viaje, practicando higiene apropiada, ayudando a mantener la distancia al no aglomerarse en las filas y puentes aéreos, y más.

La forma más efectiva para disminuir la propagación del virus a bordo

El estudio de la APHI descubrió que “las mascarillas que no tienen válvulas de exhalación, o conductos de ventilación, u otras aberturas, son un elemento crítico para la prevención de la propagación de enfermedades respiratorias infecciosas durante los viajes”. Los investigadores también dijeron “de hecho, los requisitos de las mascarillas son tal vez la parte más esencial de un grupo completo de medidas para disminuir la transmisión de COVID-19 durante los viajes aéreos”.

Su reporte provee estas recomendaciones esenciales para los viajeros:

  • “Debe removerse la mascarilla lo menos posible al comer o beber, para poder mantener las protecciones significativas que ocurren cuando todos usan las mascarillas”.
  • “Cuando un pasajero se quita la mascarilla para comer o beber, otros pasajeros que están cerca deben mantener puestas sus mascarillas”.

Visite nuestro Centro de Información para conocer más acerca de la política estricta de Spirit y requisitos de cubiertas para la cara, que aplica sin exención a todos excepto a menores de 2 años de edad.

Las prácticas de limpieza de la cabina remueven exitosamente los contaminantes de las superficies de contacto frecuente

Los investigadores de la APHI descubrieron que “existe una probabilidad muy baja de infectarse con SARS-CoV-2 a través de fómites en la cabina de la aeronave,” y recomendaron que las aerolíneas mantengan los protocolos de limpieza reforzados. La palabra “fómites” se refiere a objetos o materiales que podrían estar infectados tales como los asientos. Además de nuestros protocolos de limpieza nocturnos y entre los vuelos, usamos dos tratamientos de nebulización que están registrados con la EPA (Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU.) para desinfectar y proteger nuestras aeronaves. El primero aplica un desinfectante seguro de alta calidad que es efectivo contra los coronavirus. El segundo usa un producto antimicrobiano que forma una barrera invisible en todas las superficies que mata las bacterias y los virus al contacto por 30 días.

Un nuevo estudio de la Universidad de Arizona reforzó esto aún más al contaminar intencionalmente los puntos de contacto tales como las bandejas plegables y los espaldares de los asientos dentro de un avión de prueba usando partículas vivas del virus. Luego, los investigadores limpiaron el avión usando los mejores productos y procedimientos de limpieza de la industria, investigaron la presencia del virus, y encontraron que fue destruido exitosamente. Vea nuestro Centro de Información para más detalles acerca de nuestros protocolos reforzados de limpieza de la cabina de las aeronaves. 


Los sistemas de filtración de aire garantizan los niveles mas altos de calidad de aire

Spirit Airlines cuenta con una de las flotas más jóvenes del país, equipada con la tecnología más avanzada de Filtración de Partículas de Aire de Alta Eficiencia (HEPA, por sus siglas en inglés). El estudio de APHI nombra a estos sistemas de ventilación como “altamente efectivos” e indica que pueden “refrescar el aire de la cabina cada 2-3 minutos, filtrando el aire a través de filtros que remueven >99% de las partículas del tamaño que causan el SARS-CoV-2. Los pasajeros y miembros de la tripulación respiran una combinación de 50% de aire filtrado y 50% de aire fresco que proviene de afuera”.

El patrón de flujo del aire de arriba hacia abajo empuja las partículas hacia el piso, creando lo que equivale a un grupo de barreras invisibles que reemplazan al distanciamiento físico a bordo. Spirit Airlines opera una flota compuesta en su totalidad por aviones Airbus, que es una de las flotas más jóvenes en el país, y lo motivamos a visitar la página de Airbus Trust in Air Travel para información acerca de la ventilación. Airbus indica que “Con sistemas de filtración que garantizan los niveles más altos de calidad de aire en la cabina, los pasajeros y la tripulación pueden quedarse tranquilos ya que la cabina de una aeronave es uno de los ambientes más seguros que existen”.

Estudios adicionales

Varios grupos han publicado sus propios estudios independientes con resultados que reflejan los de la APHI y que demuestran aún más la seguridad de los viajes aéreos.

 

  • El Comando de Transporte de los Estados Unidos, que es un comando importante en el Departamento de Defensa, llevó a cabo estudios acerca de la seguridad de volar en aerolíneas comerciales. Los investigadores simularon un pasajero infectado en una aeronave de prueba soltando partículas al aire para determinar el riesgo de exponerse. El general a cargo del estudio indicó que “una aeronave comercial con filtros de partículas de aire de alta eficiencia (HEPA) es probablemente uno de los lugares más seguros en que se puede estar”. 
  • En un nuevo estudio conducido por Airbus se llevó a cabo una simulación tridimensional en computadora para entender cómo las gotas y las partículas viajan cuando un pasajero tose, estornuda o habla. El estudio demostró que “una cantidad significativamente inferior de partículas emitidas por un pasajero en la cabina de una aeronave llegan a la zona de respiración de otros pasajeros, comparado con las partículas emitidas en un espacio comercial interior típico. También demostró que no hubo un aumento de exposición cuando se sentó directamente al lado de otro pasajero” cuando todos los pasajeros y la tripulación usaron mascarillas.


Para más información acerca de cómo mantenemos a nuestros pasajeros y miembros del equipo seguros y qué puede hacer usted para ayudar, visite  https://www.spirit.com/notices.